Modelo de utilidad, patentes, requisitos, memorias descriptivas… Son términos que pueden resultar difíciles de diferenciar, quizás los desconoces e incluso te frenan. De hecho, tienes una idea clara del producto que te gustaría desarrollar pero no sabes cómo patentar tu idea, cómo abordar determinados trámites o quién podría ayudarte a crear un prototipo.

 

No te preocupes ni abandones la idea que tienes en mente. 

 

En Weprot nos encargamos de todo por ti: desde la gestión de tu patente o modelo de utilidad a la fabricación del producto mínimo viable.

 

No obstante, hoy queremos explicarte qué es un modelo de utilidad para que tengas más clara su diferencia respecto a la patente.

 

 

 

¿Modelo de utilidad o patente?

 

En determinados casos la solución no es patentar la idea, o no se satisfacen los requisitos mínimos para hacerlo, pero disponemos de otra opción para protegerla: el modelo de utilidad.

 

Un modelo de utilidad se conoce también como “pequeña patente” o “patente de innovación” y protege invenciones con menor rango inventivo frente a la utilización comercial de terceros sin su autorización durante un tiempo establecido.

 

Los modelos de utilidad se utilizan para innovaciones mecánicas principalmente, y se consideran adaptados para las pymes que realizan mejoras “menores” en productos existentes o adapten dichos productos.

 

“En general los modelos de utilidad son mejoras a aparatos o herramientas ya conocidos, es decir, invenciones mecánicas”.

Oficina Española de Patentes y Marcas

 

Por tanto, para que tu idea sea protegida como modelo de utilidad debe cumplir con los siguientes requisitos: novedad, actividad inventiva y aplicación industrial.

 

 

 

Diferencia entre modelo de utilidad y patente

 

  • En el modelo de utilidad solo se contempla la protección de invenciones de producto, mientras que la patente protege invenciones de producto y de procedimientos.

 

  • La duración de la protección es de 10 años desde la fecha de solicitud en el modelo de utilidad y de 20 años en el caso de la patente. Por tanto, el periodo es más corto y puede variar de un país a otro.

 

  •  Obtener y mantener modelos de utilidad es más económico y su concesión es más rápida, ya que los requisitos son menos estrictos que para las patentes.

 

 

 

¿Qué puede ser objeto de un modelo de utilidad?

 

Las siguientes especificaciones de la Oficina Española de Patentes y Marcas te servirán como referente para tu propia idea, ya que puede ser objeto de modelo de utilidad: un utensilio, un instrumento, una herramienta, un aparato, un dispositivo o una parte del mismo.

 

Pero, no puede ser protegido como tal un procedimiento o un producto (químico, alimento, composición…).

 

 

 

¿Qué documentos debes presentar para solicitar la protección como modelo de utilidad?

 

  • La instancia de solicitud y la memoria descriptiva.

 

  • La memoria descriptiva consta de una descripción de la invención, una o varias reivindicaciones y los dibujos a los que se refieran la descripción o las reinvidicaciones.

 

  • Las reivindicaciones definen el objeto para el que se solicita la protección y son la parte con mayor importancia jurídica de la solicitud.

 

 

 

A veces la diferencia entre un modelo de utilidad y una patente no está clara. Éstos son algunos ejemplos de Modelos de Utilidad. Por ejemplo el mechero y la linterna ya existían por separado pero unirlos en un mismo objeto permite registrar un nuevo modelo de utilidad.

mechero

Lo mismo pasa con el sacacorchos con abrechapas:

sacacorchos

 

Somos conscientes de que la diversidad de conceptos y de trámites pueden llegar a abrumar. No te preocupes.En Weprot gestionamos tu patente o modelo de utilidad para que el registro se realice de forma óptima y no tengas que preocuparte por nada.

Contacta con nosotros para analizar tu idea y establecer la mejor estrategia.